LUZ DE LA PAZ DE BELEN DE CASTELLÓN

El viernes salimos con ganas hacía Castellón sobre las 19.15h del parking de Arriaga, donde compartiríamos muchas horas de bus con el grupo Inurri de Durango. Llegamos al Colegio Consolación sobre las 4 de la mañana y nos dieron las acreditaciones para el finde.

 

Con muy pocas horas dormidas, el sábado, después de desayunar tuvimos oración y los autobuses nos llevaron hacia la Magdalena. Ahí subimos a la ermita y el castillo acompañadas de las cañas; pudimos ver las vistas de Castellón, y después de comer un almuerzo típico de la zona, bajamos hacia la ciudad haciendo la “torna de las cañas” hasta llegar a Sant Roc.

 

Para descansar de la caminata a la solana, un grupo de la zona nos enseñó varias danzas típicas de la zona y también nos invitó a bailar con ellas. Después de comer ahí, volvimos al colegio para hacer una actividad sobre Palestina. Antes de la cena de los pueblos hubo oración Taize y el día acabó con una velada con actividades hechas por todas las comunidades participantes.

 

El domingo, empezamos día con chocolate con churros y nos acercamos

a Lledó para la misa. Acompañados de un tiempo espectacular, los autobuses nos llevaron a la playa donde se trataron los temas del PDJ y el Consejo Nacional Ruta. De vuelta al colegio, nos esperó una gran paella y después de recoger todo, nos dirigimos a la Concatedral de Santa María de Castellón a recoger la Luz de la Paz.

 

Ha sido un finde intenso y largo pero volvemos con la luz muy contentos de todas las personas que hemos conocido y las cosas que hemos aprendido.

¡A espera de Madrid 2020!

Partekatu!